Ñuble Naturaleza - » Acerca de Ñuble

Acerca de Ñuble

Aspectos geográficos.

La Provincia de Ñuble actualmente forma parte de la VIII Región del Bío Bío de la República de Chile, con una superficie total de 12.090,7 km2 y administrativamente constituida por 21 comunas que se distribuyen desde el límite con la República de Argentina por el oeste hasta el nivel del mar constituido por el Océano Pacífico al Este. Por el norte limita con la VII Región del Maule y por el sur con las provincias de Concepción y Bío Bío.

Ubicada en la denominada depresión intermedia del Chile central, presenta una hoya hidrográfica del río Itata que abarca una superficie de 11.100 km2 y que es conformada por dos ríos relevantes cómo lo son el Ñuble y el Itata propiamente tal, agregándose dos ríos formativos llamados Cholguán y Huépil, ríos que nacen prácticamente en plena cordillera y precordillera de los Andes. El caudal estimado en unos 185 m/seg. que se forma por aguas de precipitaciones invernales y los deshielos primaverales.

Nuestra provincia se caracteriza por presentar en forma definida las estaciones climáticas a través del año, registrando un clima templado cálido con lluvias invernales que se conoce con el nombre de “Clima Mediterráneo”. Sin embargo durante los días de Verano pleno (enero) es factible tener temperaturas ambientales de 40 grados celsius, cómo también temperaturas bajo cero (hasta unos –6°C) a mediados del Invierno (mes de Julio). En el transcurso del día ocurren amplitudes de temperatura de los 20 °C.

Las precipitaciones medias son de un promedio de los 1000 mm anuales y ocurren principalmente entre los meses de Abril a Septiembre, siendo nieve en la alta cordillera entre los meses de Junio a Agosto especialmente.

La Cordillera de los Andes presenta una altura máxima en el Nevados de Chillán con 3.212 msnm. el cual presenta hielos eternos de glaciares en su cumbre la cual se encuentra cercano a las Termas de Chillán. La Cordillera de la Costa se eleva hasta los 400 msnm.

Entre ambas cordilleras se encuentra la Precordillera y el Valle Central.

Aspectos vegetacionales.

La vegetación existente en Ñuble es de variadas características debido a las condiciones climáticas que marcadamente definen las especies de flora que es factible de encontrar según sea su altitud de cordillera a mar. Sinópticamente se mencionan algunas especies a continuación.

En la Cordillera de los Andes (Comunas de San Fabián de Alico, Coihueco, Pinto, San Ignacio, El Carmen, Pemuco y Yungay), se encuentran representadas numerosas especies características del bosque nativo chileno, cómo lo son el Coihue (Nothofagus dombeyi), el Roble (Nothofagus obliqua), el Raulí (Nothofagus alpina), el Ñirre (Nothofagus antarctica) , el Avellano (Gevuina avellana), el Radal (Lomatia hirsuta), Palo colorado (Luma apiculata), el Maqui (Aristotelia chilensis), el Copihue (Lapageria rosea), el Chilco (Fuchsia magellanica), la Quila (Chusquea spp. ), los Capachitos (Calceolaria spp.), las Orquídeas (Asarca spp.Bipinnula spp.Chloraea spp.), los Lirios de Campo (Alstroemeria spp. .), el Maihuén (Maihuenia poeppigii) , la Frutilla silvestre (Fragaria chiloensis), entre otras.

En la Depresión Intermedia o valle central de Ñuble, es posible encontrar especies vegetales del denominado bosque esclerófilo que se desarrolla en condiciones de baja pluviometría. Terrenos secos en gran parte del año en donde prosperan el Quillay (Quillaja saponaria), el Litre (Lithrea caustica), el Huingán (Schinus polygamus.), el Espino (Acacia caven), el Crucero (Colletia ulicina), la Zarzamora (Rubus ulmifolius), la Rosa mosqueta (Rosa moschata, el Dedal de oro (Eschscholzia californica), Claveles de campo (Mutisia spp.), especialmente.

La Cordillera de la Costa cada vez más dismunuida por su reemplazo por plantaciones de Pino y eucaliptos, da las condiciones ambientales adecuadas para encontrar especies del bosque nativo chileno presentes también en la cordillera de los Andes. De gran relevancia ecológica es encontrar en éstos parajes los escasos Queules (Gomortega keule), especie arbórea en peligro de extinción.

El litoral costero se caracteriza por presentar numerosas especies de plantas que cubren las dunas y terrenos planos que se ubican antes de llegar a las playas cómo también los roqueríos azotados por las olas del mar. De ellas podemos mencionar Lirios de campo (Alstroemeria spp.), la Añañuca (Rhodophiala advena), el Suspiro (Calystegia soldanella), la Doca (Carpobrotus aequilaterus).

Aspectos faunísticos.

La Cordillera de los Andes en Ñuble se precia de contar con numerosas especies de nuestra fauna, entre ellas un verdadero hito al cobijar la única población de Huemules (Hippocamelus biculcus), de Chile central, especie en peligro de extinción. También es posible observar otras especies tales cómo el Pudú (Pudu pudua), el Chingue (Conepatus chinga), la Vizcacha (Lagidium viscacia), el Cóndor (Vultur gryphus), el Carpintero negro (Campephilus magellanicus), la Torcaza (Columba araucana), el Pato Cortacorrientes (Merganetta armata), el Jilguero cordillerano ( Carduelis uropygialis), el Matuasto (Phymaturus palluma), el Sapo de rulo (Bufo papillosus), el Chinchimollo (Agathemera spp. ), la Mariposa plateada (Argyrophorus argenteus), el Llico ( Acanthinodera cummingi), el Peorro (Ceroglossus chilensis chilensis), el Hormigón negro (Camponotus chilensis), por nombrar algunas.

El Valle central o Depresión intermedia es bastante rica en la diversidad de especies, por citar se mencionan el Culpeo (Canis culpaeus), el Conejo ( Oryctolagus cuniculus), el Murciélago común (Tadarida brasiliensis), el Cernícalo (Falco sparverius), el Treile (Vanellus chilensis), la Lloica (Sturnella loica), el Picaflor (Sephanoides galeritus), la Lagartija verde brillante (Liolaemus tenuis punctatissimus), la Culebra gris ( Philodryas chamissonis), la Rana grande (Caudiverbera caudiverbera), la Carpa (Cyprinus carpa), el Camarón de vega (Parastachus niger), El Caracol de jardín (Helix aspersa), la araña de los rincones( Loxosceles laeta), la araña de poto colorado (Lactrodectus mactans), el Peorro negro chico (Laemostenus complanatus), el San Juan verde (Hylamorpha elegans), el Avispón rojo (Sphex latreillei), la Chaqueta amarilla ( Vespula germanica), la Hormiga casera (Iridomirmex humilis), la Mariposa colorada (Vanessa carye), la Mántida (Copterix gayi), la Chicharra (Tettigades chilensis), la Mosca (Musca domestica), el Colihuacho (Scaptia lata).

La fauna del litoral de Ñuble destaca la presencia del Lobo marino (Otaria flavescens), en el Santuario de la Naturaleza de Cobquecura. Otras especies presentes son la Gaviota dominicana (Larus dominicanus), el Jote cabeza negra (Coragyps atratus), el Picaflor grande (Patagona gigas), el Colegial (Lessonia rufa), el Lagarto verde (Liolamus chilensis), la Chinita de arena (Praocis spp.), En los roqueríos sumergidos por las mareas en las playas es posible observar el Chorito maico (Perumytilus purpuratus), las Lapas (Fissurella spp. ), la Estrella de Mar (Stichaster striatus), y enterrado en la arena el Limanche (Emerita analoga).